Relatos

  • Memoria
    Puso las dos tazas para el desayuno y esperó a su marido. Asomada a la ventana contempló el local cerrado hace un año que todavía anunciaba: “Sastrería Moderna”. Se recordaba cosiendo de niña junto a su madre. Era lo suyo. Aquel mozalbete tan elegante la cautivó. Enseguida decidieron compartir su vida y trabajar juntos, él sastre y ella modista. Habían pasado 45 años de trabajo duro desde entonces. Una …
  • Ideales
    La campaña electoral ha comenzado. Nervios, tensión, trabajo, preparación. Se maquilla un poco más y se viste elegante. Se ve bella, triunfadora. Besa a su niño de menos de un año, se mentaliza y se va. Son dos semanas sin descanso, de viajes constantes en las que echa de menos a la familia. Su marido la ayuda y se hace cargo de todo. Su pequeño y él siempre están …
  • Ellas
    38: Tu presencia me ilumina, tu alegría me sorprende, tu figura me cautiva, tu sonrisa… me enloquece. Tu juventud me fascina, tus palabras me enternecen. ¡Quisiera poder tenerte junto a mí toda la vida! 18: Me dices cuánto me amas, que tu amor es para siempre. Tu mirada… me convence. Con tus besos… me desarmas. ¡Esto es amor!, me susurras. ¡Soy para ti!, me declaro. Nadie te amará así …
  • El Sol
    Un tenue fulgor me acaricia la frente cada mañana. Mi fiel amigo viene a visitarme. Muy temprano, introduce uno de sus brazos por la exigua rendija que dejan sin cubrir los tapaluces de mi ventana y me despierta. Lo hace suavemente. Poco a poco, me desperezo. Al doblar los cuartillos de madera, siento su cálido beso en mi rostro y su luz se despliega por toda la habitación. Buenos …
  • Acróstico de un jubilado
    Una mañana cualquiera, te levantas cansado y dolorido. No sabes lo que te ocurre. Crees que has cogido frío. O que tus articulaciones ya empiezan a quejarse. Es un síntoma, quizás, de que te estás haciendo mayor. Sabes que los últimos años han pasado muy deprisa. Demasiado. Viejo. ¡Qué palabra tan horrible! No puede ser. Tu mente es joven aún. Inmediatamente vas a mirarte al espejo, preocupado. Estás viendo …

ULTIMOS RELATOS

Memoria

Ideales