Con un “te quiero” te vas.

Al despertar la mañana

me complaces, a desgana,

me sonríes… y te vas.

¡Qué forma de despedirte!

¡Qué manera de escaparte!

¡Qué desatino! ¡Qué triste!

¡Qué absurdo! ¡Qué gran dislate!

¿No me tendrás que explicar

tus razones para irte?

¿Qué misterios me escondiste?

¿A dónde quieres llegar?

En estos años pasados…

¡qué promesas nos hicimos!

¿En qué pozo nos metimos

para dejarnos de lado?

¡Frena un poco! ¡Reflexiona!

¿Qué sueños no me contaste,

o qué puertas me cerraste?

¡Explícate, aquí y ahora!

———         ———

Me miras y no te asombras;

no te quieres ni enterar.

Recoges tus cuatro cosas,

cierras la puerta… y te vas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s