-¡Javier!

-¡Al fin soy yo! De verdad, sin falsas creencias.

-¿Qué te ocurre? Te veo muy extraño. ¿Te ha sucedido algo? Cuéntame.

-Amigo Luis…., he conocido el origen de mi espiral profunda, la causa de mis desvelos. He visto el rayo de luna sobre el río. He puesto sobre mi lienzo la última pincelada que ha completado la obra. Ahora lo comprendo todo. Todo.

-No entiendo nada. ¿Qué es lo que has comprendido?

-Sé de qué están hechas todas mis células, mi materia, mi alma. Sé lo que se oculta tras ese sol rojo, el misterio del número de Dios, de dónde provienen las lágrimas y los suspiros. He bajado hasta el profundo pozo donde se albergan los sentimientos, donde reposan las armoniosas melodías escuchadas, los bellos textos leídos, la hermosura de los paisajes contemplados, la belleza. Ahora que conozco el origen de la vida, del amor, al fin, viviré.

¡Todo estaba en el ultramar de sus ojos!

-¿Y cuándo te has dado cuenta de todo eso?

-Cuando salí del ascensor.

 

ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s